Artículo de Isidoro Sánchez

PEPE DÁMASO Y HUMBOLDT

Al pintor canario  Pepe Dámaso le gusta el Teide y los dragos, como al admirado naturalista prusiano Alejandro de Humboldt.  Pepe disfrutó mucho en Cuba cuando hizo una exposición en el convento de san Francisco en La Habana a finales del siglo XX como Humboldt en la Cuba de la Ilustración europea del siglo XVIII. A Dámaso le gusta venir al valle de Taoro como a Humboldt en su periplo a las regiones equinocciales. Curiosamente Humboldt y Dámaso se alojaron en la misma casa. Alejandro en 1799, siendo casa de los Cólogan, y Pepe en 1957 cuando vino a exponer en el IEHC del Puerto de la Cruz ya era el actual hotel Marquesa.      Todas estas comparaciones y paralelismos entre Humboldt y Dámaso salieron a la luz en la noche del martes 12 de diciembre de 2017 en la inauguración de la expo de Dámaso en el casino de Santa Cruz de Tenerife comisariada por Alejandro Tosco, que al igual que nuestros protagonistas también le gusta el Teide, los dragos y La Habana de donde acababa de llegar.

            A Pepe lo conocí en el último tramo del siglo XX en El Almacén del Arrecife lanzaroteño cuando compartía con César Manrique el arte volcánico. También coincidí con él en La Habana hace algunas décadas cuando participábamos en diferentes actividades culturales. El con su expo pictórica en el convento de San Francisco y este servidor en la efemérides del natalicio de Dulce María Loynaz dentro del programa EN EL JARDÍN…, y en el festival de cine habanero.  En otras ocasiones en el carnaval del Puerto de la Cruz cuando exponía sus carteles en el hotel Botánico de su amigo Kiesling, así como en la presentación de su libro en El Corte Inglés de la capital tinerfeña cuando Nicolás G. Lemus y yo le prologamos acerca de su visión del Teide desde su Agaete natal. La última vez que nos tropezamos fue por culpa de Humboldt ya que me leyó en el Canarias 7 una entrevista que me hizo Rosa Rodríguez acerca de mis proyectos culturales para 2017, y salió a relucir la fecha de septiembre de 2019 por ser el año del 250 aniversario del nacimiento de Alejandro de Humboldt y de los 220 de su paso por Canarias. Me llamó por teléfono  para ofrecerme su predisposición pictórica a colaborar con la Asociación Cultural Humboldt (ACH) hasta el punto que nos pintó una colección de las 4 estaciones de Humboldt, desde la primavera al invierno, y unas láminas relacionadas con la visión cósmica de Humboldt y de él mismo  acerca del Teide y el drago, del mar y la montaña, de la vida y de la muerte que tanto le entusiasma pintar. Dejó constancia de tu trabajo en La Orotava el 5 de junio , Día Mundial del Medio Ambiente, y en el castillo portuense de San Felipe el 14 de septiembre, natalicio de Humboldt. Por todas estas razones los miembros de la ACH de La Orotava que preside el profesor Javier Lima, a propuesta del historiador Nicolas G. Lemus, acordamos por unanimidad nominar al amigo Pepe Dámaso como Presidente de Honor de la asociación cultural, refrendada en una metopa recordatoria que tuve el honor de entregarle en la noche de su expo en el Casino cuando el cielo dejaba caer sus lágrimas sobre la capital tinerfeña.

            Gracias Pepe por tu generosidad y por tu amor a la causa de Humboldt. Me consta tu admiración por este personaje ilustrado de la Europa del siglo XVIII que tanto hizo por la geografía y la naturaleza volcánica, así como por los derechos humanos. En las Américas bien lo saben y si no que lean los ensayos políticos sobre Cuba y la Nueva España (México). En Canarias algunos no lo olvidamos y tú eres uno de ellos.