Artículo de Isidoro Sánchez

AGUSTÍN DE BETANCOURT Y ALEJANDRO DE HUMBOLDT

Agustín de Betancourt

Agustín de Betancourt

Alejandro de Humboldt

Alejandro de Humboldt

Agustín de Betancourt y Molina nació en el Puerto de Orotava (Tenerife) el 1 de febrero de 1758, es decir hace 260 años, falleciendo en San Petersburgo (Rusia) el 14 de julio de 1824, a los 66 años de edad. Mientras que Alejandro de Humboldt nació en Berlín (Prusia) el 14 de septiembre de 1769, o sea hace 249 años,  muriendo el 6 de mayo de 1859 en la misma capital alemana.

            Ambos pertenecían a familias aristócratas y se conocieron en Madrid en el primer semestre de 1799 cuando coincidieron en la capital de España. Como elemento común el lobby canario ante la corte de Carlos IV, conformado por Clavijo Fajardo, Estanislao Lugo, la familia Iriarte y la familia Gálvez. Betancourt trabajaba en el mundo de la ingeniería de la revolución industrial, con el agua y el vapor de bandera, y Humboldt gestionaba ante la corte española el salvoconducto que le permitiera viajar a Canarias y a las regiones equinocciales de las Américas hispanas con total libertad. Curiosamente Betancourt había venido del Puerto de Orotava a Madrid y Humboldt viajó de Madrid al Puerto de Orotava cuando subió al Pico del Teide en junio de 1799.

            Este año de 2018, por el que caminamos, lo hemos denominado el Año de Betancourt mientras que la Unión Europea lo calificó como el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Para el próximo nos toparemos con 2019 que será para muchos el Año Humboldt, por cuanto el 14 de septiembre será el cumple de los 250 años del natalicio del famoso naturalista y geógrafo alemán. El 1 de febrero pasado asistimos al acto institucional celebrado en el Puerto de la Cruz en el cual se declaró a don Agustín de Betancourt como Hijo Predilecto de la ciudad turística portuense, en la que nació y vivió durante veinte años antes de su partida para España, Francia, Inglaterra y Rusia. El próximo día 21 de junio del año en curso esperamos celebrar en el Ayuntamiento de La Orotava los 219 años del paso por la Villa tinerfeña del admirado Alejandro de Humboldt y su amigo francés, el médico y botánico Aimé Bonpland. Servirá para presentar mi nuevo libro HUMBOLDT. DE BERLÍN A BERLÍN POR EL TEIDE Y CHIMBORAZO, entregar mis fondos bibliográficos sobre Humboldt a la biblioteca municipal de mi Villa natal, La Orotava, y disfrutar con la exposición de pinturas del amigo y paisano, Luis Perera, sobre el Teide y sus cañadas. Servirá de antesala para celebrar en septiembre de 2019 un hermanamiento cultural y geológico entre el Teide y el Chimborazo.

            El 4 de julio de este año de 2018 tendré la oportunidad de impartir una charla sobre el admirado ingeniero tinerfeño, mitad español y mitad ruso, Agustín de Betancourt, en el IEHC del Puerto de la Cruz. Contaré mis vivencias rusas siguiendo la ruta de Betancourt en San Petersburgo y Moscú. Dos ciudades con las que estuvo ligado también Alejandro de Humboldt en 1829 cuando fue contratado por el zar Nicolás I, años más tarde de su regreso de las Américas. Ello me permitió redactar El Embrujo de San Petersburgo al incorporar la figura de Francisco de Miranda cuando fue en busca del apoyo constitucional de la  zarina Catalina la Grande para conseguir la independencia de la América hispana en la que participó posteriormente Simón Bolívar después de conocer a Humboldt en Europa, así como al ecuatoriano Carlos Montúfar.