Hydro – Orotava » LA OROTAVA Y NIÁGARA. PARALELISMO Y HOMOTECIA

LA OROTAVA Y NIÁGARA. PARALELISMO Y HOMOTECIA

 

Homotecia del Teide.- Foto. Isidoro Sánchez

Homotecia del Teide.- Foto. Isidoro Sánchez

Paralelismo se define como figura literaria y artística que consiste en repetir una misma estructura varias veces pero alterando algún elemento. Mientras que homotecia es una transformación afín que, a partir de un punto fijo, multiplica todas las distancias por un mismo factor. Es el caso de La Orotava y Niágara, a orillas del océano Atlántico, tomando como referencia un punto de la costa del Sahara en África.   La Orotava, en las islas Canarias, y Niágara, en el continente americano, entre Canadá y USA, conforman un ejemplo de homotecia como la expresada en el gráfico siguiente, pero con los triángulos al revés. Basta con repasar las  características hidroeléctricas de La Orotava y de Niágara de hace más de un siglo.En el primer caso, con un caudal de aguas de 110 litros por segundo,  generando entre 100 y 400 HP en La Orotava, entre los años 1894 y 1974, y con un salto de 100 y 400 metros de desnivel aproximadamente; en las cataratas de Niágara aportando un caudal de 2.800.000 litros por segundo, generando unos 100.000 HP. La Orotava abasteció pueblos del valle en unos 5 kilómetros a la redonda y  Niágara llegó hasta la ciudad de Búfalo, a unos 30 kms. de distancia, puesto que el serbio croata Nikola Tesla ya había descubierto en esos años norteamericanos,la corriente alterna que permitía llevar la electricidad del lugar de producción  al de consumo mediante cable de cobre. Es curioso que las centrales hidroeléctricas comenzaron a funcionar antes en Europa que en América.

Ejemplo de Homotecia. Figura extraída de wikipedia.org

Ejemplo de Homotecia. Figura extraída de wikipedia.org

La Orotava es más antigua que Niágara, primero la Villa y luego el Condado. La primera fue constituida en los albores del siglo XVI (1502), en el valle de Taoro,-donde habitó el menceyato-,  tras la incorporación de la isla de Tenerife a la corona de Castilla, mientras que el condado de Niágara lo fue en la recta final  del siglo XIX, en 1892. La Orotava con el  volcán Teide y Niágara con las cataratas, como elementos sobresalientes de la naturaleza, respectivamente.

Está situada La Orotava en una comarca de una isla oceánica atlántica, Tenerife, corazón del archipiélago de canarias, cerca del continente africano. Niágara lo está entre USA y Canadá en el este del continente americano. Ambas en el hemisferio norte pero a diferentes latitudes, con 15° de diferencia, 28° la Villa  y 43° el Condado, y obviamente con longitudes oeste: 16° La Orotava y 79° Niágara. El caudal de agua alumbrado en Aguamansa en 1894 y utilizado en La Orotava en la etapa de la central hidroeléctrica de Hacienda Perdida  fue del orden de los 111 litros por segundo mientras que en Niágara el caudal fue de 2.800.000 litros por segundo. En cuanto a superficies La Orotava cuenta con 210 km² repartidos entre el Parque Nacional del Teide (136 km²) y la alfombra geológica del valle (74 km²) mientras que Niágara tiene una superficie de 43,5 km² de los cuales 36,4 km²  son de tierra  frente a los 7,1 km² de agua.

Salvo error, la distancia en planisferio entre El Aaiún y La Orotava es de 350 kms. y de La Orotava las Cataratas del Niágara, de  5.600 kms. Habría que partir de El Aaiún, en la costa del Sahara, seguir La Orotava y alcanzar Niágara. Las coordenadas de partida desde El Aaiún son: Latitud 27° 10’ N  y Longitud 13°22’O, mientras que las de La Orotava serían: Latitud 28°22’N y Longitud 16°31’O. Las coordenadas de Niágara son: Latitud 43° 04′ N y Longitud 79°04′ O.

LA OROTAVA

Villa de La Orotava (S/C de Tenerife). Islas Canarias - España

Villa de La Orotava (S/C de Tenerife). Islas Canarias – España

Como dicen que el paisaje es un cúmulo de historias nos encontramos en las primeras décadas del siglo XXI con un escenario, fruto de más de cinco siglos de caminar por la senda de la naturaleza y la cultura: La Orotava conoce en 1496 la transición del menceyato de TAORO a la corona de CASTILLA, de la isla al archipiélago que comienza un nuevo orden internacional y Canarias vive una situación geoestratégica muy especial después de 1492 cuando el almirante genovés Cristóbal Colón se encuentra con las Américas. La isla de El Hierro mantenía el meridiano cero y el Teide se convirtió en centinela del jardín natural que era La Orotava y del mar Atlántico que le baña en su costa de El Rincón, en el valle de Taoro. La Orotava llamó la atención por la fertilidad de sus tierras, por su diversidad geográfica y por la abundancia de sus aguas que corrían por los barrancos del valle, en la cuenca hidrográfica de Aguamansa en particular. Por algo el mencey Bencomo se estableció entre las laderas de Tamaide y Tigaiga donde habitaron cuevas singulares donde se encontraron los últimos bastones de mando de los menceyes guanches, las añepas, que hoy se guardan celosamente en las casas consistoriales de La Orotava por donación de los naturalistas y antropólogos europeos. P. Webb y S. Berthelot, a mitad del siglo XIX.

Terminada la conquista se inicia la colonización y se fija 1502 como fecha arranque del asentamiento de La Orotava, tras los repartos de tierras y aguas. Los montes de La Orotava llegaban por la parte baja hasta la cabezada agrícola de Hacienda Perdida, a unos 500 metros sobre el nivel del mar. De la parte alta de la Villa se tomaban tres caminos: uno se llamó de la Sierra por el aserradero que allí se construyó a principios del siglo XVI, en 1503, y estaba ubicado  entre dos caminos,uno al este que conduce a Aguamansa y sigue hasta Candelaria, y el otro al poniente, el del Sauce. El aserradero era propiedad del mercader Francisco Florencio quien arrendó la sierra de agua, para cortar madera, al vecino de La Orotava, el vizcaíno Pedro de Gomedio; otro sendero iba para las Cañadas del Teide,  continuaba al sur de la isla y se conocía como Camino de Chasna, senda antropológica de altos valores etnográficos; y el tercero iba  hacia el este para llegar a La Laguna y se denominaba como camino de los Guanches, hoy camino Polo, que atraviesa Los Pinos, La Florida, La Resbala y Pino Alto hasta alcanzar el municipio de Santa Úrsula, en la ladera de Tamaide. En los bordes de estos tres caminos se ubicaron la mayoría de los asentamientos rurales del municipio.

Curiosamente la Villa de La Orotava cuenta desde 2011 con un espacio singular académico, con la Universidad Europea de Canarias, con raíces americanas.  Confiemos que algún día lleve el nombre de un ilustre ingeniero local, Agustín de Betancourt, hispano ruso, relacionado con la revolución industrial europea, con las máquinas de vapor.

NIÁGARA

Cataratas de Niagara Falls. Foto extraida de wikipedia.org

Cataratas de Niagara Falls. Foto extraida de wikipedia.org

Por su parte Niágara entra en la historia compartida de los dos grandes países norteamericanos, Canadá y USA, a partir de 1892, cuando  la fundación de la ciudad  de las cataratas. Antes, en 1604, Champlan descubre accidentalmente las grandes cataratas que ponen a Niágara en el mapa, en la geografía natural del universo y fueron tempranamente reconocidas como una fuente potencial de energía.El primer esfuerzo conocido para su aprovechamiento fue en 1759, cuando Daniel Joncairs construyó un pequeño canal sobre las cataratas para proveer de energía a su aserradero. Los hermanos Porter, Augustus y Peter, compraron esta área y todas las cataratas norteamericanas al gobierno de Nueva York, en 1805,  y alargaron el canal para proveer de energía hidráulica a su molino harinero y curtiduría. Lo mismo que había sucedido en La Orotava con los molinos de gofio y la tenería en el siglo XVI.

En 1853, la compañía Niagara Falls Hydraulic Power and Mining Company fue contratada para construir canales que serían utilizados en la generación de electricidad. En 1881, bajo el mando de Jacob Schoellkopf fueron capaces de producir suficiente corriente continua como para iluminar las cataratas y los poblados cercanos.

Nikola Tesla (1856-1943) y George Westinghouse (1846-1914)

Nikola Tesla (1856-1943) y George Westinghouse (1846-1914)

Después que Nikola Tesla, a quien más tarde se le construyó un monumento en las cataratas, descubrió la corriente alterna y se hizo posible la transferencia de electricidad a distancia, en 1893, la compañía “Niagara Falls Power Company” contrató a George Westinghouse para diseñar un sistema capaz de generar corriente alterna.  Por esa misma época La Orotava conocía las gestiones realizadas por el polifacético militar Ricardo RuizAguilar intentando tramitar ante el ayuntamiento el contrato para alumbrar la Villa con electricidad generada en la central hidroeléctrica proyectada en Hacienda Perdida. Sería mediante turbina tipo Pelton que aprovechaba las aguas de nacientes y manantiales procedentes de la cuenca de Aguamansa y titularidad del Heredamiento de la Dula. El objetivo se consigue en 1893 y se hace realidad en diciembre de 1894 por el respaldo financiero de la sociedad privada Sociedad Eléctrica de Orotava (SEO). Se convirtió en el primer municipio de Tenerife y segundo de Canarias, después de Santa Cruz de La Palma, que se alumbró con fuentes de energías renovables en la planta de Hacienda Perdida, con el agua nacida en los montes de La Orotava. Intervinieron en la instalación técnica  la empresa Jackson y el ingeniero Gaspar Ketty,al igual que en el proyecto El Electrón de la isla de La Palma un año antes. El ingeniero K se alojó en el Hotel Suizo de la Villa y coincidió con el profesor y geógrafo alemán Hans Meyer, quien había viajado a Tenerife para ascender al volcán Teide y así compararlo con el Kilimanjaro, de Tanzania, donde había sido el primer europeo en conquistarlo.

Por su parte, en 1896, con el financiamiento de J.P. Morgan y otros se  construyeron en Niágara gigantescos conductos subterráneos y turbinas generadoras de más de 100.000 HP, capaces de enviar energía hasta la ciudad de Buffalo, a 32 kilómetros. El gobierno de Canadá también comenzó a aprovechar la energía de las cataratas, empleando firmas nacionales y estadounidenses. Actualmente, entre el 50 % y el 75 % de la corriente del río Niágara es desviada mediante cuatro grandes túneles y llevada a plantas hidroeléctricas  en Estados Unidos y Canadá, situadas en el cañón del Niágara una vez pasadas las cataratas, y donde el agua se deja caer de vuelta al río pasando por unas turbinas hidroeléctricas que proveen de energía a las áreas cercanas de ambos países americanos.Las ciudades de Niágara Falls (Ontario) y Niágara Fallas (Nueva York) están conectadas por tres puentes, incluyendo el Puente Rainbow, que ofrece la vista más cercana a las cataratas. Cerca de allí se encuentran dos aeropuertos internacionales, Niágara Falls y el Buffalo Niágara, así como  la Universidad de Niágara y muchos negocios locales.

En el valle de Taoro, La Orotava se conectó con el municipio del Puerto de la Cruz en varias ocasiones, con la primera planta y con la segunda. En el caso de Hacienda Perdida fue en 1894 ya que algunos accionistas de la sociedad Hotel Taoro participaron en la SEO e incluyeron en el contrato el suministro de luz eléctrica por cable, desde La Orotava al Puerto, al hotel Taoro, a más de 5 kms. de distancia. Se convirtió en el primer hotel de Canarias con luz eléctrica y además con fuentes renovables.

Tras la municipalización del servicio eléctrico por parte del ayuntamiento de La Orotava, se construyó la planta hidroeléctrica de La Abejera en 1931.Tuvo que ser subastada en 1974 por razones económicas pasando a manos de la empresa UNELCO, posteriormente ENDESA. De las aguas se pasó a los combustibles convencionales, a los fósiles. Dejaron de funcionar las energías limpias. No obstante en la actualidad hay grupos sociales interesados en proyectos sostenibles, en energías renovables aprovechando el sol y el viento, el agua y la geotermia. Por ello han apostado por una Plataforma que lleva a cabo un nuevo modelo energético para Canarias, ya que el Cambio Climático preocupa de verdad. La Orotava y Niágara  deben ser referentes, unidos por la hidroelectricidad, como con Santa Cruz de La Palma.

Isidoro Sánchez García